Preguntas sin respuestas desde Minova, RDCongo

Cuando me restablec√≠ de mis heridas, jur√© trabajar por la causa de las mujeres, prest√© juramento ante ellas, y me compromet√≠ a hacerlo hasta el d√≠a de mi muerte. A punto de cumplir 50 a√Īos, la activista congole√Īa por los derechos humanos de las mujeres, Rebecca Masika Katsuva, muri√≥ a comienzos de febrero, por complicaciones derivadas de la malaria. Masika, viv√≠a y trabajaba en Minova, Sur Kivu, este de la Rep√ļblica Democr√°tica del Congo.

Masika, como era conocida, cumpli√≥ con su juramento, y convirti√≥ su vida en una lucha incansable contra la impunidad que persiste sobre los cr√≠menes sexuales perpetrados contra ni√Īas y mujeres en los conflictos armados de la RDcongo.

Fundadora de la Asociación para las personas Desfavorecidas Unidas para el Desarrollo, Masika había perdido a parte de su familia y había sido violada repetidas veces, sin que los responsables fueran jamás detenidos.

Consciente de lo que supone vivir la experiencia de la violaci√≥n, el rechazo de la comunidad y la familia y, el abandono institucional, Masika acompa√Ī√≥ a decenas de mujeres v√≠ctimas de violaci√≥n sexual y tortura. Las recib√≠a en su casa, en Minova, que hab√≠a convertido en un centro de acogida, y buscaba el dinero para que los tratamientos m√©dicos, psicol√≥gicos y acompa√Īamiento legal.

¬ŅQui√©n se acuerda de las mujeres de Minova?

Cuando escuch√© el veredicto sent√≠ una enorme decepci√≥n. Sobre todo porque en ese instante comprend√≠ que no hay justicia en mi pa√≠s, afirmaba Rebecca Masika Katsuva, en el v√≠deo de Femme au Fone y LolaMora ¬ŅQui√©n se acuerda de las mujeres de Minova?

La ciudad de Masika Katsuva, Minova, est√° situada en un cruce de carreteras que une las dos provincias m√°s conflictivas de la RDCongo, Norte Kivu y Sur Kivu. Minova es un crisol de etnias, de miles de personas desplazadas que han ido llegando durante las sucesivas guerras, y que viven en condiciones de extrema pobreza. Lugar de tr√°fico de armas y minerales, lugar de paso de rebeliones, soldados del ej√©rcito y ‚Äúcasos azules‚ÄĚ de la misi√≥n de paz de Naciones Unidas.

En noviembre de 2012, el ej√©rcito congole√Īo huy√≥ de la ciudad de Goma, capital de Norte Kivu, vencido por la rebeli√≥n del movimiento 23 de Mayo (M23). Humillado, en la desbandada, lleg√≥ a Minova y, durante d√≠as, saque√≥ casas y viol√≥ sistem√°ticamente a mujeres y ni√Īas.

La comunidad internacional denunci√≥ el crimen, y las autoridades de Kinshasa prometieron un juicio ejemplar contra los responsables. Empez√≥ entonces un largo proceso de investigaciones y b√ļsqueda de testigos. Rebecca Masika Katsuva acompa√Ī√≥ a muchas mujeres v√≠ctimas de Minova, confiando en obtener justicia.

El juicio de Minova se celebr√≥ en 2013, bajo los focos de los medios de comunicaci√≥n nacionales e internacionales y la presi√≥n de entidades de derechos humanos y asociaciones de mujeres. Pese a los numerosos testimonios recogidos por las organizaciones que acompa√Īaban a las v√≠ctimas, m√°s de 1.000 en algunos casos, ning√ļn alto rango fue acusado, como responsable en la cadena de mando. Tan solo dos soldados rasos fueron hallados culpables de violaci√≥n sexual y sentenciados.

Como en casos anteriores, las violaciones sexuales sistem√°ticas, cometidas contra ni√Īas y mujeres en la RDCongo, como arma de guerra, hab√≠an llenado las portadas de la prensa; pero las v√≠ctimas no hab√≠an obtenido justicia.

El equipo de periodistas de Femme au Fone y de WorldCom/LolaMora realizaron en noviembre de 2015 un v√≠deo para documentar el caso y levantar la campa√Īa ¬ŅQui√©n se acuerda de las mujeres de Minova? En √©l, Rebecca Masika Katsuva ped√≠a la reapertura del caso, justicia para los cr√≠menes sexuales y reparaci√≥n para las mujeres que, alojadas en su casa, viv√≠an de forma muy modesta y con traumas no superados.

Con la muerte de Rebecca Masika Katsuva, se apaga una voz valiente en la Rep√ļblica Democr√°tica del Congo.

Labels: RDCongo